Archivo por meses: febrero 2014

Post enamorado

Pues eso, que esto no es un post patrocinado sino uno enamorado.

Enamorado de las cosas que salen de las manos de Hamoraima.

No os voy a mentir, Hamoraima es mi amiga, es mi Pauli, la conozco desde que teníamos 4 años, aunque fue a 16 ó 17 cuando realmente nos hicimos amigas, así que esto podría ser un post “lehagolapelotaamiamiga” pero cuando veáis las cosas que hace comprendéreis mi amor por cada una de las vueltas de ganchillo que salen de sus manitas y cada una de las puntadas que da sobre fieltro o cualquier otro tejido.

Cuando nació Martín, Paula preparó con sus propias manos estos magníficos regalos:

ae2062dfcdb32a67bec80e7763497cde d72d7f99e384dd2bd74b03e9aa225942

Yo que estaba en postparto absoluto caí rendida ante esas letras, ese arcoiris, esos ratoncillos, y los baberos!!! esos baberos!! son tan bonitos que me costó tiempo decidirme a usarlos para el fin que están concebidos!!! y la bolsa!! súper útil para llevar los pañales, nos acompañó muchos meses hasta que le encargué una más grande!!

Ha hecho nombre en bastidor para nuestra sobrina Paula.

f531b6910671a4eaaab33fd457536283

Y para María ( su padre al verlo pensó que se comía jiji)

8a1e77338e78a5a6560d913d0a4f77a2

Le he encargado unos cuantos monederos para casi toda mi familia y casi toda la familia política, y SIEMPRE GUSTAN.

c60cb6c11209595b63580665366b5895

fac429b6f26e94d49d00f40097fa537d 4c1bf9af549b0aefad8ae2170e31d43a

 

Por si fuera poco es mi hada madrina porque hace unos días se me ocurrió que como regalo de despedida para las profes de Martín (puesto que nos mudamos a la otra punta de la ciudad) podría hacer unos borches de fieltro de unos burritos, dado que Martín está en la clase de los burritos.

La idea era buena, pero no me veía dirigiendo la obra de mi futuro hogar, más mudanza, más día a día, más “hay que comprar una lavadora”, más “tengo que bordar un body para Marcos y Alba que van a nacer YA” y en mis ratos libres (esos que no tengo) coser broches de fieltro. Así que grité las palabras mágicas: “Hamoraima feito a man”, y TA TA TA CHANNNN!!! este fue el resultado:

1920461_594008120689425_2073227663_n

Les voy a robar el corazón a Terete y May con estos burritos, pero ellas lo valen, porque son unas super profes!

También encargo de urgencia que ha cumplido mi hada madrina es el regalo de cumple de Inés, y cuando abrí el paquete no pude hacer otra cosa que alucinar, AMO esa Caperucita!!

1948161_593153167441587_1125791428_n No puedo más que estar muy orgullosa de tener una amiga que es capaz de crear estas cosas, normalmente cuando le hago un encargo no le digo ni colores ni formas ni nada, me fio completamente de su gusto, de su capacidad de crear cosas BELLAS.

No os perdáis su página ni su Pinterest, porque tiene muchas más cosas que las que yo os he mostrado aquí, sin ir más lejos, tendría otro bebé sólo para poner este móvil de animales en su cuna, me tiene totalmente enamorada.

28bc223dc29b6932915e086a244bf156

Todas las fotos son propiedad de Hamoraima, via Pinterest y hamoraima.blogspot.com

Y por si fuera poco da cursos de ganchillo!!! Ellas es la culpable de que me haya enganchado a la aguja y el hilo.

Kit supervivencia mamá primeriza

Tener un hijo es algo muy muy especial, es una situación única en la vida, tanto que casi todo el mundo te regala algo cuando un nuevo ser llega a la vida, incluso algunos vecinos, o compañeros de trabajo, sin necesidad de que los invites a nada, jaja. Cuando te casas, recibes regalos de tus invitados, cuando cumples años igual, normalmente tú invitas y la gente te regala. Cuando nace un niño no hace falta invitación.

Ahora bien, los regalos suelen ser para el niñ@. De la madre pocos se acuerdan, y los pobre que si se acuerdan suelen errar en la elección del presente. Está muy extendido lo de llevar flores o platas a una mujer que acaba de parir. ¿Perdona? ¿Crees que voy a tener tiempo ni tan siquiera de mirarlas? Cuanto más de regarlas o cuidarlas. Que si, que son regalos bienintencionados, pero poco acertados.

Pero de ese tema podemos hablar en otro post, “ideas para regalarle a una madre“. Lo que vengo a contaros hoy es lo que yo ya he regalado en dos ocasiones, de la primera no tengo documento gráfico, de la segunda sí. Como vais a ver no es para nada un regalo útil, ni especialmente caro, pero lo bueno de este regalo es que es totalmente personalizable y suelen ser muy emotivo a la vez que suele añadir un poco de humor a esos días postparto.

El primero lo hice para mi amiga Eva, que dio a luz a María justo dos meses después de que naciera Martín y por eso no hay fotos, yo también estaba de postparto!

El segundo se lo regalé a mi cuñada Lorena, la idea era dárselo una vez que hubiera nacido Paula, pero como Paula se hizo de rogar y tuvimos que celebrar el cumple de la madresuperembarazada, aproveché para dárselo en su cumpleaños y que además así pudiera dedicarle más tiempo y disfrutarlo más.

La idea la cogí una vez más de Pinterest.

new momi survival kit

Via Pinterest

Y este es el mio:

IMG_1815

Forré una caja que tenía por casa con papel autoadhesivo de TIGER como el de la Cápsula del tiempo de Martín. Imprimí la leyenda en folio normal desde Word y la pegué en la tapa de la caja.

El contenido era el siguiente, aunque como os digo, lo bueno de esto es que puedes meter lo que quieras, en el de mi amiga Eva metí otras cosas diferentes, depende de a quien se lo regales, de cuanta complicidad tengas con la mamá, y de si quieres que sea más útil, o más bien algo gracioso y para guardar como recuerdo.

IMG_1821

Una agenda con boli a juego (le copié la idea a mi amiga Rosa que me regaló una igual y como me encantó y mi cuñada también es enfermera le compré una igual) para apuntar todas las cosas, porque en la familia López son un poco despistados y con el postparto me la imaginaba mucho más, jaja.

Unos pañuelos de papel de corazones: para limpiar babas, sudor y lágrimas (tanto maternas como del bebé)

Gominolas dentro de un bote de popito tuneado por la menda lerenda.

IMG_1823

Kit baño y cuidado corporal de mamá compuesto por: Esponja, bolitas de gel aromáticas, exfoliante corporal, crema hidratante con Rosa Mosqueta, agua de colonia de mora.

IMG_1817

Toallitas húmedas porque cuando tienes un bebé se convierten en artículo sino de primera, desde luego de segunda necesidad ¡!

Kit “no voy a tener tiempo ni ganas de peinarme decentemente”

IMG_1819

Y una goma de borrar a modo de ánimo “casi todos los errores se pueden borrar”,  esto si lo copie tal cual del Kit que vi en Pinterest, porque me pareció genial.

contenido KIt mama

Para que querdara bonito lo metí en una bolsa de papel Kraft y le pegue una hoja estampada que también es de TIGER, encima la misma leyenda que en la caja. Un lazo cerrando la bolsa, un poco de washi tape y como era su cumple un sobre con la felicitación y la información del contenido del KIT que tenéis justo encima de estas líneas.

IMG_1829 IMG_1832

Para sujetar el sobre a la bolsa forré una pinza de la ropa de madera con washi tape y LISTO!!

IMG_1830

A ella le encantó y encima como estaba con la hormona subida hasta echó unas lagrimillas!!

32 marzos, y yo con estos pelos!!

Hace poco me preguntaron haciéndome una encuesta: – ¿Cuántos años tienes?

Y me quedé en blanco mientras mis engranajes cerebrales intentaban buscar ese dato en el disco duro.

En la carpeta que contiene datos numéricos pude encontrar en la primera búsqueda rápida:  la proporción de leche y cereales, la talla de pañal que usa en la actualidad el heredero de nuestras deudas, los 10,080 kilos y los 80 centímetros que pesa y mide el mismísimo fruto de mi vientre, con los correspondientes percentiles de peso y altura a los que corresponden dichas medidas,  la edad del churumbel en meses, días, horas y minutos, incluso la dosis de Apiretal y Dalsy ajustada a su peso. Pero por edad propia, la última registrada era 30, que parece ser que fue cuando dejé de existir incluso para cumplir años…

Como tenía que contestar algo y todo esto ocurrió en décimas de segundo, intenté ganar tiempo (que en ese momento te parece una idea inteligente, pero muy probablemente quedes como una estúpida y mejor estarías callada) diciendo: – Pues te vas a reír, pero ahora mismo no sé si tengo 30 ó 31.

Gracias a los maratones de cálculo mental a los que me sometió mi madre mientras caminábamos al colegio pude hacer la resta entre el año actual y el de mi fecha de nacimiento mientras decía la bobada y entonces, descubrí que efectivamente, tengo 31, pero bien poco me queda para cumplir los 32. HORROR!! Exactamente restan 20 días para mi cumpleaños.

¿Qué ha pasado con los dos últimos años de mi vida? ¿el año pasado no celebré mi cumpleaños? ¿qué me regalaron? Encefalograma plano. NO HAY BASE DE DATOS PARA ESA PETICIÓN.

Parece una tontería, pero de repente te das cuenta de que de verdad la vida pasa muuucho más rápido cuando llegan los niños, eso que siempre has oído decir a “los mayores”, que por lo que parece ya eres mayor y tú sin enterarte de que te habían invitado a la fiesta!!!

En ese momento me rebelé contra mi maternidad y contra los percentiles, contra las comparativas de marcas de pañales y los post titulados “5 imprescindibles en puericultura”.

Pensé en celebrar el megafiestón que no celebré a los 30 y hacerme la moderna haciendo invitaciones handmade y contratar a un camarero resultón que prepare Gin Tonics, (que creo que ya estaban de moda antes de que dejara de cumplir años, pero como estaba en estado de buenaesperanza y haciendo mi comparativa de carritos y Grupos 0 no me había enterado) e invitar a todas mis amigas de norte a sur y en las coordenadas GPS habidas y por haber y hacer una fiesta de pijamas de diseño mientras me entregan los regalos de mi wishtlist.

Y estaba yo como la lechera del cuento imaginándome GinTonic en mano con un look súper ideal y por supuesto, los kilos del postparto que han decido quedarse cual oKupas no entraban en la recreación del sarao, vamos que hasta tenía encima la nube saliendo de mi cabecita con la que se ilustran estas cosas oníricas.

Pero como a la lechera, se me rompió el cántaro antes de ir a ningún lado. M se puso a llorar porque despertaba de su microsiesta (creo que soñé yo más despierta que él dormido) y iPapa entró por la puerta con el extracto del banco comentándome lo justos que llegamos a fin de mes con esto de la obra que estamos haciendo en la que será nuestra casa nueva.

¡Eso si que es un sarao! ¿para qué quiero más fiestas?

Así que mientras rescato a M de su cuna se abre sobre mi otra nube, en esta estoy yo, soplando las velas de una tarta normalita, o pudiera ser incluso una magdalena, (que no un muffing) con Martín sentado en mis rodillas mirando la llama embobado mientras iPapa canta el CuMpLeAñOsFeLiZ y detrás de él está el resto de mi familia.

Porque como ya les dije cuando les invité a entrar, no soy una moderna, ni una madre súper, que hoy está de juerga y mañana te monta una manualidad con purpurina y goma EVA mientras sufre la resaca, los kilos siempre me han sobrado y los postparto se han unido a los añejos como amantes en celo. Mis amigas están dispersas por la geografía española al menos las que más y no van a venir a ningún fiestón cumpleañero, y lo más importante, NO ME GUSTA LA GINEBRA y no voy a sucumbir a beberla para ser guay!!!

Y así llega el equilibrio, tengo que ser consciente de mi existencia individual a partir de ahora aunque sea un poquito más, pero soy feliz con lo que tengo, con lo que iPapa y yo hemos creado, con Wonderland y nuestra pequeña familia a punto de mudar de ubicación.

Así que próximamente les enseñaré mi WISHTLIST en castellano, porque parte del equilibrio entre ser madre y seguir siendo un ser vivo con necesidades y gustos propios, es pensar que “yo lo valgo” y que además de ropa de infante y juguetes y libros para menores de 2 años, pueden hacerme ilusión otras cosas. Que al menos un día al año sea MI día, aunque no necesariamente tenga que ser el de mi cumpleaños.

San Valentín no existe

Hasta la Santísima Iglesia Católica, Apostólica y Romana está dudando de la existencia del Santo.

Lo que está claro es que San Valentin en Wonderland NO EXISTE.

En todo caso existe ¡Santa Valentina!

ceramica

Porque una palabra tuya, siempre bastó para para sanarme.

Porque de niña eras mi amor, quería casarme contigo y comprarte un descapotable rojo.

Porque yo tuve complejo de Edipo en vez de Electra.

Porque si tuviera que escribir cuanto te quiero y todo lo que tengo que agradecerte, este sería el post más largo de la historia.

Porque la genética nos cocinó parecidas en genotipo y fenotipo y la vida ha hecho que tenga muy pocos ejemplos mejores que seguir, así que mirándote me veo y a veces te veo mirándome y viéndote.

Porque sin ti no sería, simplemente, no existiría. Gracias mami. Que tengas muy feliz día y una más feliz VIDA.

Mercado de Motores: De amor y colas.

A estas alturas mucha gente ha oído hablar de Mercado de Motores.

– ¿Pero venden motores? – Me dijo mi padre el sábado pasado cuando le dije que me iba corriendo cámara en mano para hacer fotitos y disfrutar sin prisas del ya archiconocido evento mensual.

500 metros de cola. Podéis imaginaros mi cara ante tal espectáculo. Vuelta a casa, me niego a esperar semejante cola y menos bajo la lluvia para entrar en ningún sitio por más moderno y fenomenal que pueda resultar.

No, papa, no venden motores. Le pusieron ese nombre porque empezaron a hacerlo en la antigua Nave de Motores del Metro de Madrid y cuando el recinto se les quedó pequeño se trasladaron al Museo del Ferrocarril, es decir, aquí al lado.

Quería hacer unas buenas fotos y una buena crítica para bien o para mal, porque las veces anteriores que había ido, Martín se cansó enseguida por lo que no podía ser realmente objetiva, pero me daba la impresión de que la gente exageraba y que realmente es sólo otra de muchas modas que morirá de un día para otro sin más.

image(29)

 El plan de las fotos decentes se me chafó, porque cuando ya había desistido en intentar acceder al recinto porque la cola era cada vez más grande (la miraba por la ventana de mi futura casa) acabé dentro por casualidad porque la hora de comer sentadito a la mesa se sigue respetando mucho es esta España nuestra como una bendita costumbre, pero como “pasaba por allí” no me había llevado la cámara, así que hice unas cuantas fotos de móvil lo mejor que pude (disculpen ustedes porque encima la luz no era la mejor en este invierno gris que nos ha tocado) y me dediqué a observar con los ojos bien abiertos y disfrutar, para que al menos el plan de escribir el post no se esfumara como las fotos.

Image-1

Tuve que rendirme ante la magia del Mercado de Motores, porque existir existe, el ambiente es agradable, incluso en un día tan gris como lo fue el sábado, hay música en directo en la nave central y en el exterior. La gente charla de manera distendida mientras comen bajo el toldo gigante que pusieron estratégicamente para que los visitantes no se mojen. Hay varios puestos de comida, y un buen número de mesa aunque en otras ocasiones he visto que no eran suficientes, el sábado como la climatología adversa ayudó a que el momento comida no fuera agobiante, pero en otras ocasiones también he visto filas para coger acceder a los puestos.

image(24) image(28)

Como novedad y una de las cosas que más me gustó, y más que a mi tecnológico esposo fue El Ferrocarril de las Delicias, tienen el enlace para ver el trabajazo que ha llevado a cabo el Círculo Madrileño Ferroviario construyendo el parque. Por norma general sólo abren los domingos por la mañana pero a partir de ahora también abrirán los sábados y domingos que haya Mercado de Motores. Son réplicas en miniatura de los diferentes modelos históricos de trenes, desde una máquina de vapor, hasta otros más actuales, y  los niños (y no tan niños) se lo estaban pasando en grande.

TREn1

La zona de particulares con mercadillo de segunda mano lo han trasladado a las vías muertas y en mi humilde opinión, el andén se hace demasiado estrecho para poder disfrutar del todo del espectáculo multicultural, irreal y superrealista de las mercancías expuestas. Por no hablar la “tela” o lo que quiera que sea eso que han puesto tras una verja de alambre a la derecha según llegas a las vías que quita todo el glamour y ahoga en un mar de colores, dando un aspecto total de obra municipal.

image(27)

Me encantan las cosas de segunda mano pero creo que la localización no es adecuada, no compré nada y ni siquiera miré mucho porque tal y como está organizado no invita a cotillear entre las cosas, cada expositor tiene un espacio muy reducido y da la impresión de que un puesto se junta con otro lo que no ayuda nada visualmente.

En la nave central cosas bonitas, muy bonitas y “para morir de amor” o “suspirar de amor” que dirían algunas bloggers, y también cosas normales, para que nos vamos a engañar (he leído algunos post donde parece que las cosas que se venden allí las hubieran traído del mismísimo Marte) alimentos naturales, muebles reciclados, retales, juguetes… cosas singulares… y zona de café y dulces al estilo europeo compartiendo mesa y espacio con el desconocido vecino eso que tanto nos cuesta todavía en este, nuestro patrio país.

image(30)m hand box Mod

La luz entrando por las cristaleras de la antigua estación de Delicias hoy convertida en museo y los treses antiguos hacen que se respire como os decía un poquito de magia.

la foto(4) la foto 7

Hasta que… la gente decide salir de casa en vez de echarse una siesta y el recinto empieza a llenarse de nuevo. Los trenes son inmensos y pasan de ser piezas de museo a moles que quitan espacio y hasta oxígeno, los andenes con puestos se hacen muy estrechos. Moverse empieza a ser peligroso y lento.

Y será que odio las aglomeraciones, pero esto deja de ser bello, empiezan a formarse colas y bolas de gente alrededor de los puestos.

El estilo deja de ser europeo, deja de ser distendido, somos españolitos siguiendo el rebaño y llenando un espacio sin miedo. Sin miedo y sin criterio.

Cuando me decido a salir hora y pico más tarde porque ya me entra el cabreo, ya vuelve a ver cola de gente esperando fuera, con sus paraguas mojados pero parece que contentos.

Así que llego a la conclusión de que efectivamente el Mercado es un buen plan para un fin de semana, siempre y cuando no esté lleno a reventar y eso parece difícil dado que sólo se celebra una vez al mes y no hay muchas más cosas como esta en la ciudad. ¿O si las hay? ¿Y sólo necesitan apoyo y publicidad? Las iré buscando y luego os vengo a contar. Porque en este mundo blogger lo que más rabia me da es que Fulanita blogger famosilla instagramer de calidad dice: “este sitio mola” y todos vamos con los ojos cerrados a ser un poco más guay que el resto de la humanidad. Y nos da igual esperar una cola kilométrica sin sentido bajo la lluvia y el frío invierno que nos acompaña porque sencillamente el lunes tenemos que llegar y decir en la ofi que sí, que hemos ido al tinglado fashion del momento. Y eso, señores no es ser europeo, ni hipster, ni moderno o yo que sé qué cosas más…

The day you where born

Cuando estaba embarazada descubrí Pinterest, esa red social con la que tengo una relación de amor odio y de la que de vez en cuando tengo que desintoxicarme y hacer una cura de desenganche para no crear un cortocircuito en mi cerebro deseando poder hacer todas las ideas que en ella encuentro. El caso es que vi esta foto (que me voy por las ramas):

The day you where born

via pinterest y la web original es esta.

Me pareció una idea estupenda para llevar a cabo. Cuando nace un bebé todo el mundo le regala cosas, pero en realidad ninguna la va a recordar y muy pocas perdurarán en el tiempo para que pueda saber que el regalo de la tía Menganita fue tal o el de los abuelos fue cual. A mi me encantaría poder atesorar algún juboncito o unos patucos de cuando fui un bebé.

Admito que estas cosas tienen más de sentimentalismo que de practicidad, y que son más “de niñas” que “de niños” puesto que las primeras somos más dadas a la ñoñería… pero qué le vamos a hacer, a mi me gusta tener mi trocito de pasado.

IMG_2506 Pero aun a riesgo de que a Martín le importe un pito que su madre se preocupara de guardarle algunas cosillas, yo lo hice y disfruté haciéndolo. En vez de incluir sólo cosas del día que nació, la caja contiene cosas de todo su primer año de vida, en realidad comienza con el periódico del día que me enteré que estaba embarazada y termina con los detalles de la fiesta de su primer cumpleaños.

TDYWB

Mucho tiempo después de haber tenido mi idea y de empezar a llenar la caja con las cositas que os voy a enseñar descubrí que existe una versión comercial de esto, se llama MyRetrobox y oye, si no os apetece poneros a hacer manualidades y queréis un acabado más profesional, la pedís, os la envían totalmente personalizada con el nombre y la fecha de nacimiento del bebé y “santas pascuas”. Yo es que soy más de pinta y colorea y ni corta ni perezosa me puse a forrar una caja que tenía por casa con papel autoadhesivo, le pegué otro papel de colorines encima y puse la leyenda “Martín ha nacido” con letras de goma EVA, todos los materiales son de TIGER.

Como veis, nada del otro mundo, un acabado muy lejano a la caja de metal preciosa que tiene el RetroBox y también alejado de la imagien que me dio la idea, pero es mi caja, única.

IMG_2528

Incluí dos periódicos, el del día 20 de noviembre de 2011, día en el que el predictor fue positivo (siiii, la gran noticia de mi embarazo llegó el mismo día que Rajoy ganó las elecciones) y otro del día 17 de julio de 2012, día que nació Martín.

La caja contiene el CD con las fotos de la eco 3D que me hice en la semana 32, la pulsera que le pusieron al nacer en el tobillo, la que llevaba yo en la muñeca y la pinza del cordón umbilical.

IMG_2515 IMG_2520

Por supuesto la ropa con la que salió del quirófano, el body, el pijamita y el gorro.

También su primer chupete y sus primeros zapatitos (que aparecen también en el logo del MiW).

IMG_2516 IMG_2517

Cuando Martín tenía tres meses hicimos una comida familiar para celebrar que nos habíamos casado en una ceremonia civil MUY íntima y sobretodo el nacimiento de Martín. Así que en la caja he guardado los detalles que les dimos a los invitados y algunas de las piruletas que formaban los maravillosos centros de mesa que nos hizo La Gran Idea (de eso os hablaré otro día).

IMG_2523 IMG_2526

Tenemos a buen recaudo un babero que bordó mi amiga Rebeca y su primera “manualidad” para el día del padre. Y por último, unas muestras de los detalles tan especiales que nos regaló Elena de La Gran Idea para celebrar el primer cumpleamos de Martín.

IMG_2512 IMG_2511

Y esta es la pequeña cápsula del tiempo que he ido construyendo para Martín ¿os gusta? ¿habéis hecho algo parecido para vuestros hijos?

Los 10 mandamientos de la embarazada primeriza

10 mandamientos

  1. Duerme mucho, duerme todo lo que puedas, disfruta de al menos tres siestas a la semana. Duerme aunque creas que no eres dormilona.
  2. Disfruta de TU cuerpo, disfruta tú, deja que te mimen. No empieces a comprar cosas para el bebé hasta el 6º mes, créeme, es suficiente, no vas a necesitar ni el 50% de cosas que en teoría deberías tener cuando llegue el bebé.
  3. Vete al cine, sal a cenar, trasnocha aunque sea leyendo o charlando con tu pareja, viaja si tu estado, tu bolsillo y tu médico te lo permiten. Viaja aunque sea a la vuelta de la esquina y disfruta de hacer un maleta en tiempo record y que no te importe demasiado si se te olvida algo.
  4. Haz el amor y no la guerra. Disfruta de tu pareja, disfrutaros juntos y solos porque jamás volveréis a estar solos. No discutáis por el color del cochecito o por el nombre de la criatura. Cuado nazca el bebé las tensiones vendrán solas aunque no las busques, el cansancio hace estragos!!
  5. Si es tu deseo amamantar a tu bebé, acude a un grupo de apoyo a la lactancia unos meses antes de dar a luz, localiza el grupo más cercano a tu hogar, conoce a la gente que lo lleva y así sabrás a quien tienes que llamar, porque lo más probable es que tengas que llamar. La lactancia puede ser muy fácil y natural o muy difícil.
  6. Infórmate de cómo se hacen las cosas en el hospital o clínica donde va a nacer tu bebé, busca qué otras alternativas existen, infórmate sobre tus derechos y hasta qué punto puedes decidir cómo va a nacer tu bebé. Existen planes de parto.
  7. Si tienes tiempo y dinero acude a yoga o a pilates para embarazadas.
  8. Disfruta del silencio, del “dolce far niente”, de los domingos “perdidos” en el sillón, de tu música favorita, de pasear sin rumbo, de ir a una tienda por el mero placer de ir…
  9. Piensa en cuales de las mujeres que ya han parido a tu alrededor querrás que te aconsejen, seguro que en realidad sólo hay dos o tres que te inspiren plena confianza. Los consejos de la gente que no se incluya en ese círculo, sobre todo si tú no los has pedido ni los escuches.
  10. No tengas prisa porque nazca el bebé, disfruta hasta el último momento del embarazo, porque aunque no lo creas, vas a echarlo de menos, aunque haya sido un embarazo de “los malos”.

Estos diez mandamientos se cierran en dos:

Te amarás y te cuidarás a ti misma hasta que traigas al mundo a la critura que amarás sobre todas las cosas. Amen