Aprendemos jugando: Number flash cards

En la primera entrada de Los libros de Martín os hablaba de “La pequeña oruga glotona”.

A Martín le ha encantado y la verdad es que a mi también. En la Bebeteca de Retiro descubrimos otro libro del mismo autor, Eric Carle, “La mariquita gruñona” y también nos encantó. Las ilustraciones son tan originales que son inconfundibles, su forma de ilustrar es maravillosa y muy fuera de lo común.

En castellano tenéis todos sus títulos en la editorial Kokinos, que además edita otras muchas joyas de la literatura infantil.

IMG_3340

Pues resulta que siendo fans ya de Eric Carle, el otro día encontramos unas Flash Cards  en La Central de Callao que aglutinan muchas de las cosas que ahora mismo le fascinan a Martín; los números, los animales y las ilustraciones de Eric Carle, así que no dudamos ni un sólo segundo, nos las trajimos a casa, y por supuesto el éxito fue totalmente rotundo.

Como podéis ver vienen en una caja preciosa con una presentación muy cuidada. Y como os decía las ilustraciones son maravillosas.

IMG_3341

Trae veinte cartas, diez de ellas con los números escritos en cifra y por detrás una ilustración, el 1 es la pequeña oruga glotona como no podía ser de otra manera.

Y las otras diez cartas traen los números escritos en inglés del uno al diez con las bolitas correspondientes a cada número y por detrás, de nuevo una ilustración.

IMG_3342

Esta parte se le viene grande a Martín que con sus casi dos años, por supuesto ni lee ni nada parecido.

Pero los números en cifra los reconoce del 1 al 9 y además le fascinan, aunque sólo en castellano y de momento quiero que sea así, poco a poco. Creo que no están editadas en castellano,pero creo que no pasa nada, el inglés se puede ir introduciendo poco a poco y alargar la vida útil de este maravilloso juguete. De hecho la edad recomendada es 3 años.

IMG_3287

Pero como véis, Martín con sus casi dos lo pasa pipa, los coloca en orden y les pone la ilustración correspondiente al lado.

IMG_3279

Buscamos un número en concreto.

IMG_3274

Los desordenamos y buscamos los animales.

IMG_3270

IMG_3272

Los volvemos a colocar.

IMG_3277

Y vuelta a empezar.

IMG_3269

La verdad es que ha sido una compra genial y muy amortizada, lo entretienen mucho rato y encima está aprendiendo, que es lo que nos gusta en Wonderlan, aprender las cosas mientras jugamos.

Como os decía creo que no existen en castellano, estas están editadas en San Francisco, por  Chronicle Books y nos costaron aproximadamente 12 €. En Amazon las tenéis por menos de 10€. Hay otras de animales y estas del Zoo que tienen muy buena pinta.

Espero que os gusten.

Almacenando vida

Hoy es el día de la donación de leche materna. No es que sea yo mucho que “los días de” pero creo que a veces son el punto de partida para llegar a la población y dar a conocer temas importantes, sobretodo, temas de salud, de cooperación… que de otra manera muchos sectores de la población nunca llegarían a conocer.

La donación de algún tejido vivo siempre supone donar vida, desde la sangre o cualquiera de sus componentes a los órganos todo es imprescindible. En el tema donación de órganos y sangre estamos bastante concienciados en este pais, pero no mucha gente conoce que otra cosa que es “donable” es la leche materna, y en esta asignatura suspendemos.

Hay muchos niños prematuros o enfermos que necesitan leche materna más que oxígeno, es el oro líquido que les ayudará a salir adelante.

Y hay madres que tienen tanta leche que a veces llegan a tirarla sin saber que pueden donarla y hacerles el mejor regalo a muchos niños que la necesitan.

En España este año se celebra este día por primera vez y yo espero que valga para que la gente conozca que existen los bancos de leche materna y que poco a poco todo el mundo sea consciente de que lo que sale de nuestras mamas es oro blanco.

lechehumana

Via Programa Ibero Americano de Bancos de Leite Humano

Espero también que sirva para que se construyan más bancos de leche en España, actualmente hay 7, sólo 7, es decir, hay 10 comunidades autónomas que no tienen, y dada la situación económica en la que nos encontramos dudo bastante que ningún gobierno regional vaya a financiarlo. Es posible entonces que sea el momento de buscar financiación externa.

Por ejemplo la Fundación Aladina ha financiado la ampliación del Banco de leche materna del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Este banco da servicio a todas las Unidades de Neonatología de los hospitales públicos de Madrid para cubrir las necesidades nutricionales de todos los bebés prematuros o recién nacidos enfermos que no puedan ser amamantados por sus propias madres. Va a distribuir 2.000 litros de leche al año. 2.000 litros!! 

Por ese este día también tiene que animar a muchas madres a que hagan un pequeño esfuerzo y donen la leche que sus bebés no necesitan para hacer mucho bien a otros.

En la web de La Asociacón Española de Bancos de Leche Humana podéis encontrar información detallada sobre la donación y una lista de los Bancos de Leche Actuales en nuestro país.

 

 

PicnicSARIO

¿Cómo se puede celebrar tu aniversario de boda cuando eres madre de un “no parar” de 21 meses? Cena romántica… sería una opción, pero además de tener que buscar canguro, como era domingo, previsiblemente, a la hora de la cena estaríamos más cansados que un día cualqueira con jornada laboral doble… así que como tenía pendiente la idea de hacer un picnic que se me había ocurrido para el día del padre pero que finalmente no llevé a cabo me pareció una excelente idea para hacer partícipe a Martín de la celebración.

Dicho sea de paso, no es que seamos mucho de celebrar aniversarios amorosos, aunque suene a tópico preferimos celebrarlo cualquier día que se nos ocurra, además nuestra boda fue algo más bien legal que una celebración premeditada y pensada con meses de antelación.

Como no quería que me pasara como la vez anterior, eché mano de mi amiga Elena dos o tres semanas antes para que me ayudara a llevar a cabo la sorpresa y que no se me olvidara nada ni se me echara el tiempo encima. Así que una vez más La Gran Idea salvándome de las prisas y los agobios de última hora. Todo lo contrario, casi hasta me olvido de lo que se estaba preparando para ese día de lo tranquila que estaba, cuando dejas las cosas en manos de alguien en quien confias al 100% se nota.

Y este fue el resultado:

Una cesta tipo “Caperucita” preciosa en blanco, que contenía todo lo necesario para irnos de picnic de domigo al Retiro a celebrar que llevamos dos años siendo pareja ante los ojos del ESTADO ESPAÑOL.

cesta

El menú era muy sencillo, pero es que el Pan Tumaca en esta casa es como una religión.

Pan fresco, aceite, tomates, sal y jamón ibérico.

Mantel y servilletas y los detalles siempre acertados, curiosos y geniales de La Gran Idea.

IMG_3131

Un Rioja, agua, y refescos.

IMG_3127

Copas de cristal para el vino.

Y detalles varios que añadió La Gran Idea, además de estar todo etiquetado con nuestros nombres, la fecha y un bonito número 2.

IMG_3122

De postre unos cup cakes para chuparse los dedillos y no dejar ni una miga.

IMG_3137

Un décimo de lotería nacional porque el día de nuestra boda, mientras nos hacíamos un reporteja de fotos por las calles de Madrid, una lotera nos vendío un décimo, y desde entonces siempre nos lo compramos. Hace dos años nos tocó el reintegro, nunca más…

IMG_3138

Cesta de picnic  (1) Cesta de picnic  (3)

Via

Lo pasamos pipa los tres, pero Martín como el enano que es, disfrutó de lo lindo, y para nuestro asombro estuvo todo el rato comiendo tranquilo y por lo tanto la tranquilidad y el poder comer sin tener que perseguirlo una y otra vez añadió diversión, tranquilidad y confort; comimos, reimos y luego jugamos en el cesped e investigamos el palco de la música del Retiro.

IMG_3147

la foto(5) IMG_3184

IMG_3152

Hacía un día espectacular y el Retiro estaba lleno de gente comiendo, tomando el sol, paseando, evangelizando, encuestando, patinando, cantando, bailando…

Muchísimos estimulos para el inquieto de Martín, así que aunque nosotros hubiéramos dormido una siesta en el cesped como unos reyes, eso se convirtió en un imposible, M quería verlo y oirlo todo.

Así que recogimos y fuimos a darle un paseo en la sillita y después de un buen rato, el traqueteo de las ruedas pudo más que su curiosidad y cayó rendido…

Fue un domingo perfecto, con mis dos chicos de picnic, risas, un buen vino, un buen jamón, climatología estupenda… y los detalles cuidados sin olvidarse de uno por La Gran Idea.

Se me ocurrió a última hora que sería una buena ocasión para hacernos unas fotos de familia, así que contacté con Eva de Fotodetallepero siendo la época que es, llegué tarde, claro, lo haremos otro día antes de que Martín siga creciendo y nos arrepintamos de no tener casi fotos los tres juntos.

A ver que se me ocurre para el año que viene porque este hemos dejado el listón muy alto, aunque siempre podemos repetir, al menos ahora la cesta ya la tenemos y si os digo la verdad siempre quise tener una!!

El primer cumple de Martín

Pinterest está haciendo mucho daño, nos crea expectativas irreales y necesidades que no lo son en absoluto. Una de las cosas que más me llama la atención del mundo infantil de las fiestas en Pinterest es el despliegue de medios que se hace a la hora de celebrar un cumpleaños a un niño pequeño y en ocasiones MUY pequeño.

No os voy a negar que me parecen preciosos muchos de ellos y que quizás si tuviera el dinero para organizar algo así o un espacio adecuado o ambas, igual también lo haría, pero teniendo en cuenta que somos una familia normal con un niño tan pequeño que ni se entera de que va a cumplir años no me parece lógico ni coherente gastarme un auténtico pastizal en celebrar una fiesta, que claramente me gusta a mí y lo hago para mí, porque el destinatario no sabe ni como se llama aun.

Los pompones de papel, los globos con purpurina, los toppers, pegatinas y demás chuminadas varias son CARAS, muy caras, pero se han puesto de moda y parece que es obligatorio poner una mesa dulce y un photo call con una pared repleta de globos monísimos a 3 euros la unidad, tules, guirnaldas y por supuesto, no puede faltar una tarta monísima de fondant (que parece que cotiza en bolsa), cake pops, cup cakes y demás dulces con nombres en inglés.

Cuando éramos niños en los cumples nos daban sándwiches de Nocilla (que volaban) y otros de salchichón, queso y chorizo que triunfaban menos, tortilla de patatas, patatas fritas y frutos secos y la tarta la de galletas con chocolate y natillas… Si había decoración, que pocas veces la había, las guirnaldas hechas con tiras de folios coloreados por uno mismo, junto con 5 globos eran todo el attrezzo, y que me diga quién no se lo pasó bien en un cumple de los 80.

Pero los tiempos cambian, y esto es una moda como otra cualquiera, por eso, cuando tu churumbel, el primero, el primogénito va a cumplir su primer año te debates entre el megafiestón o sacar el pan Bimbo del armario y ponerte a untar Nocilla.

En nuestro caso, la duda me la resolvió mi gran amiga Elena, de La Gran Idea, que tuvo el detalle de regalarle a Martín un kit para celebrar su cumpleaños, así que con esa base, no tuve mucho más que hacer para celebrar un cumple fenomenal, con cero trabajo pero también sin volverme loca ni organizar un cumpleaños que más que un cumpleaños pareciera una boda…

Kit primer cumpleaños 1 infantil cumple bebé niño azul (5) Kit primer cumpleaños

Via Blog de La Gran Idea

Estábamos en Galicia en casa de mis padres, así que la materia prima de primera calidad no faltó. Dado que éramos adultos todos menos el homenajeado, encargué unas empanadas y la tarta a los padres de Rebeca, mi mejor amiga, que tienen una panadería de las que ya quedan pocas, en las que todo se sigue haciendo de verdad y todas y cada una de las noches para que todo esté fresco.

Mi madre hizo unas tortillas y pusimos unos buenos embutidos, y listo, meriendacena apañá.

Con el Kit de La Gran idea, hice unos arreglillos para decorar la mesa y convencí a mi madre para comprar platos y vasos de papel, aunque me costó convencerla de que está súper de moda y es de lo más chic, jajaja.

Yo hice unas galletas de mantequilla con la letra M, un 1 y otros motivos infantiles que estaban para chuparse los dedillos.

IMG_1525

IMG_1522

IMG_1524

IMG_1527

La decoración, la guirnalda con el nombre del cumpleañero creación de Elena, y unos globos de helio, por los que tengo especial predilección…

IMG_1565

Y lo pasamos bomba, él entre emocionado y asustado al sentirse el centro de atención, y nosotros pasamos una tarde agradable con amigos que no vemos a menudo.

IMG_1535

IMG_1576

Misterios maternales gloriosos

No es que sea yo mucho de rezar rosarios, fíjate tú, más bien ni uno en mi vida, desde siempre me ha parecido un collar en toda regla más que un objeto para alabar a Dios, pero dado en la época en la que estamos el nombre me viene que ni pintado, muy de Semana Santa… Así que inauguramos otra sección, que no sabía cómo se iba a llamar pero que ya tenía en mente. La idea iba por otros derroteros pero esta noche M tenía tos y casi no he dormido, y  mientras me daba paseos nocturnos me surgieron algunas preguntas así que me propuse desvelar algunos de los misterios sin resolver de la maternidad.

Misterio number 1:  ¿Realmente tenemos súper poderes las madres?
Yo diría que alguno que otro si, en mi caso ayer fue el poder del adelanto de desvelomaternal, que consiste en olerte sobre las ocho o nueve de la tarde que la noche será toledana y por lo tanto dado en nivel de cansancio que acumulas decides acostarte a las diez en punto, cosa que nunca haces. Tus sospechas se hacen realidad, a las 00:05 cuando empieza la fiesta de toses, mocos, lloros, “mamá agua” y paseos entre mi habitación y la del mocoso tosedor te sientes una meiga en toda regla… una meiga dormida, pero meiga al fin y al cabo. En fin, por lo menos había dormido dos horas como un tronco gracias a los súper poderes maternales…

Misterio number 2:   ¿La tos y los mocos tienen una relación directamente proporcional con la distancia exitente entre madre e hijo?
Al menos esta noche SI. Mamá con Martín, cede la tos, ceden los mocos, respiración tranquila, uniforme, sueño placentero… Mamá decide volver a su cama, en cuanto apoya su cabeza loca en la almohada…  cof, cof, cof (me molan a mí las onomatopeyas); ka secuencia se repite másd e dos y tres veces…

Así que está claro, a más distancia madre hijo, más tos, a menos distancia madre hijo, menos tos. Me quedan unos cuantos ensayos clínicos para convertirla en LEY universal, pero lo conseguiré.

Misterio number 3: ¿Realmente existe el instinto maternal o es un cuento chino que los hombres nos han contado para no tener que levantarse de noche?
Y que conste que no me molesta lo más mínimo levantarme a atender a mi hijo, aunque sea la reina de las zombis yo lo hago con todo el amor, pero me alucina que iPapa ni siquiera se inmute con las toses de su heredero, con los llantos, y las llamadas a Mamáááááááá (si si, ya lo dice perfecto el angelito, y a ¡¡grito pelao!!) Y cada vez me creo menos eso de que las féminas estamos programadas para escuchar los tonos agudos y ellos los graves… porque, si yo  despierto a iPapa y le aviso de que me voy a trabajar, o a donde sea y que él se queda al mando de la situación infantil dormidera, salta de la cama en cuanto el churumbel bosteza (claro que el bostezo de agudo tiene poco) así que claramente, no es una incapacidad, es una comodidad innata de saber que la madre lo hará rauda y veloz si está en casa…

Misterio number 4: ¿Los niños tienen cierta capacidad para ponerse enfermos en las peores ocasiones?
Esto no es un misterio, es una afirmación, eso es así, lo dice todo el mundo, el misterio es ¿CÓMO LO CONSIGUEN? M lleva como dos o tres meses sin toser, sin fiebres… ¿cómo es posible que sepa que mañana viajamos y que por lo tanto sea el “mejor” momento para ponerse enfermo? (que enfermo todavía no está pero con otro de los súper poderes puedo imaginármelo perfectamente malo en Galicia)

Ahí me rindo señor@s, este se lo dejo a Iker Jiménez, porque me parece un milagro de la naturaleza infanto-juvenil.

Que pasen ustedes unos días estupendos sea donde sea, nosotros <Dios mediante> emigraremos al norte en un viaje de ida y vuelta que más que un viaje será un suspiro.

CAL-F-005675-0000

Las tres edades de la mujer- Gustav Klimt

Martín y César

César de Centi ante todo es mi amigo, pero os voy a hablar de él porque es cantautor y porque tiene un nuevo disco, La luz de los gigantes; ese disco ha visto la luz gracias al Crowdfunding.

portada_laluzdelosgigantes

Nosotros quisimos ser sus mecenas y como recompensa elegimos “un concierto privado”. No queríamos un concierto privado, queríamos verlo, charlar con él, que conociera a Martín y sobretodo queríamos apoyarle para que ese disco saliera adelante, porque su voz se metió muy dentro de mi corazón desde la primera vez que le oí cantar, porque creo que lo merece y creo en sus canciones y también, no lo puedo negar porque mi cariño hacia él es inmenso… desde que dejé Galicia en el 2007 lo he visto menos veces de las que quisiera, pero siempre es especial, nos vimos en Londres en octubre de 2011 por pura casualidad y la siguiente vez que nos vimos Martín ya vivía dentro de mí y aquel concierto tuvo algo que ver en que su canción “Combatiendo tu olvido” se convirtiera en la nana más eficaz para dormir a Martín.

Desde esa vez no nos habíamos vuelto a ver y él tenía muchas ganas de conocer a Martín, que posiblemente sea su fan más joven y nosotros de ver la reacción de este ante el espectáculo de tener en su salón a esa voz que tantas veces le ha acompañado al lugar de los sueños.
La barba de César le hizo estar un poco tímido al principio y por supuesto de besos ni hablar, pero la curiosidad por descubrir qué había dentro de aquella cosa negra más grande que él le hizo ir perdiendo el miedo y la vergüenza.

IMG_2890

El giro de cabeza ante las primeras notas de “Combatiendo” lo dijeron todo… si lo reconocía, aunque reservado como es él en cuestiones de sentimientos no dejó entrever mucho si le gustaba o no…

IMG_2918 IMG_2895

“Llévame” le hizo bailar y dar palmas y “Olga” también…
Tuvo tiempo para rebuscar en mi bolso y encontrar unas galletas, y para nuestra sorpresa le dio una al cantautor… así que brindaron por las “nanas, los biberones y la buena música” con galletas Marbú.

IMG_2944
Y entre galletas, patatas fritas y juguetes fue escuchando todas las canciones, algunas más, otras menos… en algunas se acercaba a César y lo miraba con recelo, en otras se escondía como si nada diferente estuviera pasando en New Wonderland.

IMG_2965 IMG_2974 IMG_2977
Yo disfruté mucho de verlos a los dos, uno tocando, otro descubriendo que la música sale de las bocas y de las manos de la gente… disfruté haciéndoles fotos, y escuchando las canciones nuevas pero también las viejas, gracias César por ese “Faustino y Luisa” que me puso la carne de gallina y me trajo muy buenos y otros muy tristes pero igualmente buenos recuerdos.

IMG_2953
Me quedo con las notas de tu guitarra, con tu voz profunda queriendo salir de mi garganta, con la cara de curiosidad de Martin y sus manitas dando palmas…

IMG_2931
Y a vosotros os diré que si no lo conocéis ya estáis tardando…
Nos vemos pronto César!!!

Magdalenas de chocolate blanco

Desde que nos mudamos a New Wonderland, M dice que por las mañanas hace huelga de hambre, sobretodo de líquidos, el bibe, dice, que me lo tome yo si eso.

Sin embargo al verme comer a mi mis tostadas parecía que el sólido le interesaba más, pero darle pan a palo seco me parecía un poco de malamadre, aunque a él no parecía importale mucho la verdad. Pero de todas formas se me ocurrió hornear magdalenas, que son más fáciles de conservar que un bizcocho para sus desayunos, y por darle un toque de gracia decidí añadirle chocolate blanco a una receta súper sencilla de magalenas que tenía desde hace mucho en la cual, lo diferente es que no llevan ni aceite ni mantequilla y si dos cucharadas de miel.

Ingredientes:

180 gr de harina
1 sobre de levadura en polvo
1/2 cucharada de canela molida
100 gr de azúcar blanco
2 cucharadas de miel
2 huevos
1/4 litro de leche
1 pizca de sal
Chocolate blanco de repostería

  1. Precalentar el horno arriba y abajo a 180 ºC.
  2. Mezclar todos los ingredientes “secos” en un bol.
  3. Mezclar los ingredientes “líquidos”, y cuando estén bien integrados, verter en el bol donde has reservado los ingredientes sólidos.
  4. Mezclar con barilla de mano (se puede perfectamente) o de batidora hasta que quede una mezcla homogénea.
  5. Llenar los moldes 3/4 partes de su capacidad.
  6. Incorporar trozos de cholocalte blanco en cada molde al gusto.
  7. Hornear a 180ºC aprox 20 min dependiendo de cada horno.

IMG_2854

IMG_2857 IMG_2859

Yo tuve algunos fallos, la levadura que tenía en casa no era suficiente pero pensé que subiría igual,pero NO, no subieron suficiente.

Además me pasé un poco de tiempo, con un minuto o dos menos hubiera llegado, algunas se doraron en exceso en la parte superior como podéis ver en la foto.

IMG_2862

Pero de sabor estaban MUY MUY buenas.

Me preguntaban si a Martín le habían gustado, os diré que literalmente chupaba el papel y eso que como os digo como estaban cortas de levadura se quedaron un poco “mazacote”. Hay una foto en instagram que da fe de lo que os cuento, pero es feísima para ponerla aquí.

En vez de trozos de chocolate blanco podéis hacerlo con las pepitas que vienen ya hechas especiales para repostería, son más caras, pero quedan más finas, así que va por gustos, como queráis.

Y tened en cuenta que como no llevan ni mantequilla ni aceite hay que esperar a que enfrien bien para desmoldarlas del papel porque sino se os pegarán por completo al mismo.

Si alguien se anima a probarlas ya me contaréis como os han quedado. Por cierto, M sigue sin desayunar, las magdalenas estaban riquísimas pero de merienda o de postre, por la mañana poco poco o casi nada…

Feliz semana!

IMG_2865

Los libros de Martín: La pequeña oruga glotona

Inauguramos la sección: “Los libros de Martín”

Creo que el primer libro que tuvo Martín fue a los 4 meses, y no me refiero a esos libros de tela que son fenomenales, si no uno de cartón duro. El caso es que le encantó y enseguida fueron llegando más y más libros y desde luego ha sido y sigue siendo de lejos uno de los entretenimientos más grandes de Martín por detrás de la ordenación de todo tipo de cosas, aunque dentro de este hobby de M, la ordenación de libros se lleva la palma, así que los libros nos valen para varias cosas, para verlos, para aprender vocabulario y onomatopeyas y también para subirlos y bajarlos de las estanterías más o menos 300 veces al día.

Como le gustaban tanto se me ocurrió hacer una colección especial de libros en diferentes idiomas, y ya tenemos unos cuantos y algunos en idiomas muy extraños, pero eso os lo contaré otro día.

Hasta ahora nunca ha dejado que le “lea” un cuento. Tiene que ser él quién lo coja, y si aun teniéndolo él entre sus manos, si yo se lo intento leer o me lo invento mientras señalo las ilustraciones, lo cierra sin más negando con la cabeza como diciendo “no tienes ni idea, este cuento no es así”.

El día 2 de abril fue el día del libro infantil y decidí ir a una librería que tenemos muy cerca de New Woderland, se llama “De cuento” y el nombre no podía estar mejor puesto. Es de esas librerías infantiles que tiene algo muy especial. Así que allá nos fuimos.

IMG_2868 Martín quería TODOS los libros, pero cuando le dije que tenía que elegir sólo uno, cogió “La pequeña oruga glotona” intenté disuadirlo porque es un libro que ya conocía pero el título en gallego me gusta muchísimo más y quería comprárselo en Galicia, no me digáis que no suena mucho mejor “Unha eiruga moi larpeira” aunque ni sepáis gallego.

Pero tengo un hijo cabezón (como su madre, que le vamos a hacer) y dijo que quería la oruga y era su última oferta.

Así que nos trajimos “La pequeña oruga glotona” con páginas duras y en tamaño grande a nuestra biblioteca.

IMG_2873 IMG_2874

Cuando llegamos después de que nos cayera un chaparrón de campeonato encima, Martín cogió el libro, y vino a sentarse en mi colo (para los no gallegos en mi regazo, pero nunca saldrá esa expresión de mis labios) y puso mis manos en el libro, como dándome permiso para abrirlo. Entendí al momento que por primera vez, quería que fuera yo quien le contara el cuento. Así que así lo hice, se estuvo quieto y muy atento a la narración.

IMG_2875 Hasta que… la oruga se convierte en capullo. Al ver el dibujo, Martín dijo: “cacaaaa” y se terminó el cuento, se levantó diciendo: “cacaaaa, cacaaaa, cacaaa” y yo diciendo: “Que no Martín, que no, mira, se convierte en mariposa”.

IMG_2876

Pero el pobre tenía razón, la verdad es que en vez de un capullo, parece CACA y después del atracón que se ha metido la oruga, ¿qué sería razonable?, que se pasara por en wáter, ¿no creéis?

No hubo manera de sentarlo de nuevo ni de convencerle de que aquello no era una caca.

Así que, “Colorín, colorado, este cuento se ha acabado”.

IMG_2882

Psicología de autobús

Hoy en el bus una cartera (me refiero a una mujer que trabaja para Correos repartiendo cartas) empezó a hacerle gracietas a Martín, que iba encantando con esta nueva aventura de coger el transporte público mucho más a menudo que cuando vivíamos en la zona residencial y acomodadamente alejada del centro.

El caso es que la buena mujer acabó contándome su vida mientras Martín conquistaba a otras dos señoras con sus pestañas. Dice que está al borde de una depresión porque dice, su hija adolescente de 13 años no le hace caso, está muy rebelde, se encierra en su habitación y no le cuenta nada.

Y ya me ven a mí, diciéndole tópicos muy muy típicos como “es una etapa”, ” se le pasará pronto”, “todos hemos pasado por esa época”.

De repente a la buena mujer se le encendió una bombilla como si nunca nadie le hubiera dicho tales típicos-tópicos y me dice:

– Pues la verdad es que claro que es una etapa, como todas, porque por ejemplo tú ahora mismo estás en una muy mala, no podrás hacer nada hasta que él no se quede dormido y luego no podrás dormir bien… Tienes toda la razón… Gracias.

Y sin casi despedirse se bajó con su carrito y con una sonrisa que brillaba más que el amarillo de su uniforme como si yo le hubiera dado la clave secreta para superar la adolescencia de su hija con éxito.

Claro que yo me quedé pensando dos cosas:

1. Si se va muy contenta es porque se ha acordado de lo mal que lo pasó cuando su hija era como Martín y la adolescencia comparada con los primeros años es moco de pavo ( y nunca mejor dicho). Cosa que me anima mogollón!! :)

2. Esto de la maternidad, es raro… muy raro… es cansado, es agotador, es sufrimiento e indecisión, y sin embargo, es lo mejor de la vida… y muchas veces no somos capaces de hablar de ello con quien tenemos al lado y se lo contamos a un desconocido en un autobús.

Y entonces me acordé de una viñeta de la genial Maitena que leí cuando no era madre todavía, y ahora me hace sonreir y pienso que la vida, como la maternidad, como la experiencia laboral, mejor tomársela con humor.

Maitena

Via www.maitena.com

Sueño

¡Tengo un sueño! (Y no es en plan Martin Luther King) creo que es con diferencia la frase que más ha salido de mis labios desde que nació Martín.

Si me llegan a contar lo mal que iba a llevar la falta de sueño pensaría que era un poco exagerado. Pues NO señoras y señores, padres recientes o con planes de serlo en poco tiempo, esto es como un saco pesado que se carga el día que llega el churumbel y que por el momento yo todavía no he soltado. Claro que mi amiga Cris es madre desde hace cuatro años y dice que sigue muerta de sueño, cosa que  no me anima en absoluto…

Fatal, hay días que estoy fatal, soy como la reina de los zombies. Creo que hasta mi manera de caminar ha cambiado desde que soy mamá, no es  por la modificación de mi suelo pélvico, que algo bueno tenía que tener la cesárea que me hicieron, mis musculitos perineales están bien, gracias, y en los pies no tengo ninguna malformación además de tenerlos un poquillo planos, lo de arrastrarlos es por el cansancio y el sueño acumulado en estos 20 meses, y 11 días…

Las neuronas trabajan a marchas forzadas y a pesar de ello la fluidez de los pensamientos brilla por su ausencia, hasta sufro de falta de vocabulario básico la mayor parte de los días…  Y ahora entiendo perfectamente a mi madre, a mi tía y a mi abuela cuando al querer nombrarme cantaban el Santoral familiar hasta dar con el nombre acertado, y eso que era la única niña…
¿Se han fijado que eso suele ser un fenómeno que se da preferentemente en mujeres? Me da que pensar…

-Jav, Jes, Car, Dav, EVAAAA, ¡a comer!…  Pues con mis 32 tiernos años ya me ocurre y llamo al padre por el nombre el hijo y al contrario…

Lo que les cuento es completamente verídico y real, yo no soy ni de lejos la misma que se quedó encinta en octubre de 2011… que tristeza, ¡por favor!

Y eso que M el pobre no duerme 12 horas del tirón pero tampoco me tiene en vela toda la noche, que la pobre de mi cuñada lleva 3 años sin dormir más de una o dos horas del tirón… ¡apunto del suicidio que estaría yo!
Pero mi querido angelito tiene épocas, épocas en las que por ejemplo las pesadillas hacen que aunque más dormido que despierto reclame MI (y sólo MI presencia, aunque haga sólo unos días que me nombra a diferencia de Papá) presencia y si no acudo el bucle es cada vez peor con la consecuencia de que se despierta del todo y aquí armamos un aquelarre en menos que canta el gallo, KIKIRIKI!!
Así que en esas épocas una servidora repta cual ser de sangre fría hasta la vera de la cuna de M y se apoya la frente en ella quedándose dormida antes que el infante en tan cómoda posición. Igual pasan 2 minutos, pero llego incluso a soñar, y al despertar porque me caigo salgo de puntillas para agazaparme de nuevo en mi habitación.

Y no sólo el crío tiene épocas, yo también las tengo, en las que creí que “me he acostumbrado” a tener menos horas de sueño, que mi cuerpo se puede adecuar. NO NO NO NO, yo NECESITO dormir, y más que cantidad, necesito sueño de calidad y tener un ciclo competo de sueño…
El café pasa a ser artículo de primera necesidad y llega un momento que ni aunque te bebas toda la cafetera puedes pensar con claridad.

Y lo del cuento de: “tienes que dormir cuando él duerma” no vale ni el postparto ni después… sino a ver cuando íbamos a hacer algo… como por ejemplo escribir este post… pero saben que les digo, que aquí se acaba por hoy, porque como no, ¡TENGO SUEÑO!