Psicología de autobús

Hoy en el bus una cartera (me refiero a una mujer que trabaja para Correos repartiendo cartas) empezó a hacerle gracietas a Martín, que iba encantando con esta nueva aventura de coger el transporte público mucho más a menudo que cuando vivíamos en la zona residencial y acomodadamente alejada del centro.

El caso es que la buena mujer acabó contándome su vida mientras Martín conquistaba a otras dos señoras con sus pestañas. Dice que está al borde de una depresión porque dice, su hija adolescente de 13 años no le hace caso, está muy rebelde, se encierra en su habitación y no le cuenta nada.

Y ya me ven a mí, diciéndole tópicos muy muy típicos como “es una etapa”, ” se le pasará pronto”, “todos hemos pasado por esa época”.

De repente a la buena mujer se le encendió una bombilla como si nunca nadie le hubiera dicho tales típicos-tópicos y me dice:

– Pues la verdad es que claro que es una etapa, como todas, porque por ejemplo tú ahora mismo estás en una muy mala, no podrás hacer nada hasta que él no se quede dormido y luego no podrás dormir bien… Tienes toda la razón… Gracias.

Y sin casi despedirse se bajó con su carrito y con una sonrisa que brillaba más que el amarillo de su uniforme como si yo le hubiera dado la clave secreta para superar la adolescencia de su hija con éxito.

Claro que yo me quedé pensando dos cosas:

1. Si se va muy contenta es porque se ha acordado de lo mal que lo pasó cuando su hija era como Martín y la adolescencia comparada con los primeros años es moco de pavo ( y nunca mejor dicho). Cosa que me anima mogollón!! :)

2. Esto de la maternidad, es raro… muy raro… es cansado, es agotador, es sufrimiento e indecisión, y sin embargo, es lo mejor de la vida… y muchas veces no somos capaces de hablar de ello con quien tenemos al lado y se lo contamos a un desconocido en un autobús.

Y entonces me acordé de una viñeta de la genial Maitena que leí cuando no era madre todavía, y ahora me hace sonreir y pienso que la vida, como la maternidad, como la experiencia laboral, mejor tomársela con humor.

Maitena

Via www.maitena.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *