Sueño

¡Tengo un sueño! (Y no es en plan Martin Luther King) creo que es con diferencia la frase que más ha salido de mis labios desde que nació Martín.

Si me llegan a contar lo mal que iba a llevar la falta de sueño pensaría que era un poco exagerado. Pues NO señoras y señores, padres recientes o con planes de serlo en poco tiempo, esto es como un saco pesado que se carga el día que llega el churumbel y que por el momento yo todavía no he soltado. Claro que mi amiga Cris es madre desde hace cuatro años y dice que sigue muerta de sueño, cosa que  no me anima en absoluto…

Fatal, hay días que estoy fatal, soy como la reina de los zombies. Creo que hasta mi manera de caminar ha cambiado desde que soy mamá, no es  por la modificación de mi suelo pélvico, que algo bueno tenía que tener la cesárea que me hicieron, mis musculitos perineales están bien, gracias, y en los pies no tengo ninguna malformación además de tenerlos un poquillo planos, lo de arrastrarlos es por el cansancio y el sueño acumulado en estos 20 meses, y 11 días…

Las neuronas trabajan a marchas forzadas y a pesar de ello la fluidez de los pensamientos brilla por su ausencia, hasta sufro de falta de vocabulario básico la mayor parte de los días…  Y ahora entiendo perfectamente a mi madre, a mi tía y a mi abuela cuando al querer nombrarme cantaban el Santoral familiar hasta dar con el nombre acertado, y eso que era la única niña…
¿Se han fijado que eso suele ser un fenómeno que se da preferentemente en mujeres? Me da que pensar…

-Jav, Jes, Car, Dav, EVAAAA, ¡a comer!…  Pues con mis 32 tiernos años ya me ocurre y llamo al padre por el nombre el hijo y al contrario…

Lo que les cuento es completamente verídico y real, yo no soy ni de lejos la misma que se quedó encinta en octubre de 2011… que tristeza, ¡por favor!

Y eso que M el pobre no duerme 12 horas del tirón pero tampoco me tiene en vela toda la noche, que la pobre de mi cuñada lleva 3 años sin dormir más de una o dos horas del tirón… ¡apunto del suicidio que estaría yo!
Pero mi querido angelito tiene épocas, épocas en las que por ejemplo las pesadillas hacen que aunque más dormido que despierto reclame MI (y sólo MI presencia, aunque haga sólo unos días que me nombra a diferencia de Papá) presencia y si no acudo el bucle es cada vez peor con la consecuencia de que se despierta del todo y aquí armamos un aquelarre en menos que canta el gallo, KIKIRIKI!!
Así que en esas épocas una servidora repta cual ser de sangre fría hasta la vera de la cuna de M y se apoya la frente en ella quedándose dormida antes que el infante en tan cómoda posición. Igual pasan 2 minutos, pero llego incluso a soñar, y al despertar porque me caigo salgo de puntillas para agazaparme de nuevo en mi habitación.

Y no sólo el crío tiene épocas, yo también las tengo, en las que creí que “me he acostumbrado” a tener menos horas de sueño, que mi cuerpo se puede adecuar. NO NO NO NO, yo NECESITO dormir, y más que cantidad, necesito sueño de calidad y tener un ciclo competo de sueño…
El café pasa a ser artículo de primera necesidad y llega un momento que ni aunque te bebas toda la cafetera puedes pensar con claridad.

Y lo del cuento de: “tienes que dormir cuando él duerma” no vale ni el postparto ni después… sino a ver cuando íbamos a hacer algo… como por ejemplo escribir este post… pero saben que les digo, que aquí se acaba por hoy, porque como no, ¡TENGO SUEÑO!

3 pensamientos en “Sueño

  1. Laura Prieto

    100% identificada contigo!! Aunque Hugo no tiene épocas, Hugo duerme mal desde que nació……… Hay noches que pierdo la cuenta de las veces que se despierta. La noche que mejor duerme se despierta unas 3 veces….. Me une al club de madres que NECESITAN dormir!!!!! jejeje. Besote Eva!

    Laura (la mamá de Hugo el pelirrojo jijiji)

    Responder
    1. MiW Autor

      Ay ay mi pelirrojo guapo que noches le da a su mami!! Martín esta noche ha dormido del tirón!!!!! yupiii, pero tampoco es lo más normal, la noche anterior se despertó 2 ó 3 veces. Y en lo de perder la cuenta te entiendo perfectamente. Yo he llegado a soñar mientas lo mecia en mis brazos cuando era más bebé, jaja.
      Ánimo, como todo, pasará… y será un vago recuerdo!!
      Un besito para los dos.

      Responder
  2. Cristina

    Jijiji, que pasará dice. El otro día hablando con una compañera le cuento que he pasado una noche toledana xq no ha parado de toser en toda la noche. Y ella que tiene un hijo de 20 años me dice que no duerme en todo el fin de semana xq el viernes coge el coche y no vuelve hasta el domingo. Así que no se yo como acabaremos…Bss

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *