Archivo de la etiqueta: imprescindibles en maternidad

Útil si, imprescindible… NO

La verdad es que esta sección ya estaba creada, incluso el primer post escrito. Pensaba escribir un post a la semana sobre un artículo que me ha parecido útil en esto de la maternidad…
Justo antes de inaugurar mi blog encontré el post de Mamis y bebés que hablaba precisamente de eso, y nos animaba a escribir un post con las 5 cosas imprescindibles para cada una en puericultura y publicarlo hoy día 31 de enero.
Empezaré diciendo (aunque ya lo dice el título) que creo que imprescindible en crianza no hay NADA además del cariño, la atención, la seguridad del bebé y la lactancia materna.
Y en segunda línea de importancia está la implicación del papá y tener a tu madre cerca (y no sólo para que te haga la comida) o en su defecto a una buena amiga o hermana que sepa de que va esto de parir un niño y con él una nueva vida para ti.
Pero estamos aquí para hablar de cosas materiales y bien es verdad que existen cachivaches que nos van a facilitar el día a día pero por supuesto muchos menos de los que nos quieren hacer creer y como bien dice Sara de Mamis y bebes, para cada mamá van a ser unos diferentes, lo que me vale a mi no tiene por qué valerte a ti.
Yo os voy a contar hoy de forma muy breve cuales son los míos y poco a poco os iré contando en próximos post por qué lo son de manera más extensa.

5 cosas que me parecieron MUY útiles:

Cojín de lactancia Theraline: Porque además de ser como su nombre indica un cojín para usar en el momento de amamantar, tiene múltiples utilidades debido a su forma y composición, tú lo moldeas a tu antojo y por lo tanto tiene tantas utilidades como se te puedan ocurrir.

Theraline

– Fular o bandolera ergonómica: Cuando los bebés son recién nacidos no hay mejor lugar para llevarlos que encima de ti al menos para mí, ellos van mucho más tranquilos y tú te mueves mucho más rápido que con un aparatoso carrito con capazo. Incluso para hacer las tareas del hogar lo he llegado a usar yo.

fular

– Muselina de gasa de Sonpetit: Nunca pensé que un “trozo de tela” pudiera ser tan útil. Y ¿por qué? Os preguntaréis, pues un poco como con el cojín, porque siendo “sólo” una tela es muchas cosas en una. Yo la he usado desde arrullo en verano, hasta mosquitera, parasol, babero, bandolera…

Muselina

– Bañera plegable, de cubeta flexible y elevada: Sé que muchas vais a pensar: “pero si esto es un trasto” y puede que sea verdad, pero para mí era muy importante no dejarme la espada todos y cada uno de los días bañando a Martín agachada en la bañera pero tampoco me apetecía perder espacio con una de cuba rígida y las que van integradas con el cambiador no me parecían una opción muy higiénica.

bañera

Silla de paseo plegable: La nuestra es la Cybex ONYX (Cybex es una gran marca para mí). Para nosotros ha sido una salvación tener una silla plegable que se pueda usar desde el nacimiento porque nos movemos más que las caderas de Shakira y después de montar y desmontar 10 veces al día el carrito para meterlo y sacarlo del coche acababa con la espalda rota, así que pasarnos al mundo de las sillas plegables fue toda una bendición.

Onyx

5 cosas que me parecieron muy inútiles:

Baby cook o similar: De las 5 cosas que voy a escribir en esta sección es la única que no he probado, pero que quieren que les diga, ME NIEGO a comprar un aparato más (encima carísimo) para HACER PURÉ. ¿Estamos locos? Ósea, que las cremas y purés de los adultos las hacemos con la batidora de mano de toda la vida y para hacer un puré a un bebé me tengo que gastar más de 120 euros? Noooo.

baby cook

– Calienta biberones: Esto si lo he probado pero por suerte yo no lo había comprado, me lo prestaron diciéndome que era comodíisimo porque así tenías el agua calentita en la mesilla de noche… Primero, si tu bebé es de lactancia materna… como que pierde todo el sentido. Y aun en el caso de que no lo sea sólo le vería la utilidad en caso de que vivas en una mansión y la cocina esté situada a 5 minutos caminando de tu habitación.

calientabiberones

– Mordedores: Aquí piqué del todo, los compré TODOS, grandes, pequeños, mediados, con agua dentro, sin agua dentro, de fibras naturales y más que hubiera comprado. Pero Martín no usó ni uno de ellos. Mordió sus manos, sus pies, mis manos, sus calcetines, sus muñecos y cualquier cosa que pillara por banda menos un mordedor. Descubrí muy tarde a Sophie, creo que ella si le hubiera gustado.

mordedores

– Patucos: son bonitos, SI, pero ¿útiles? Cero utilidad. Martín ha estado más veces descalzo que calzado desde que nació. Para lo único que nos sirvieron los patucos, o zapatitos pre primeros pasos fue para perderlos. Martín aprendió a caminar descalzo!!

la foto(3)

Abrigos de bebé: No vuelvo a comprar un abrigo a un bebé menor de 12 meses. Es súper difícil ponérselo, quitárselo y encima parecen Maggie Simpson con el buzo de estrella con los brazos rígidos e inmovilizados. A los bebés se les mete en un saco calentito en el que tengan libertad de movimiento y punto!

Maggie